Curvaradó y Jiguamiandó

Amnistía Internacional ha publicado (marzo 2009) un informe sobre la situación en las zonas humanitarias declaradas por las propias comunidades de las cuencas de los ríos Curvaradó y Jiguamiandó (en el Chocó, en Colombia).

Son comunidades afrodescendientes que han sufrido el embate de la violencia, especialmente el azote cruel de los paramilitares (yo he conocido esos ríos y fui testigo en su día de alguno de sus crímenes… y del actuar conjunto de estos grupos con las fuerzas de seguridad públicas), así como no pocas agresiones y crímenes de las FARC.

Han sufrido masacres, asesinatos, torturas, desapariciones, amenzas, expulsiones… A este horror se suma la presión de los cultivos ilegales de palma (relacionados en todo caso con el actuar paramiliatr) que les expulsa de sus territorios (por no hablar ahora de los daños al medio y a la biodiversidad de esos cultivos).

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz les acompaña en su lucha por sus derechos y por su territorio. 

nueva-imagen-42.bmp

El informe termina pidiendo (y yo me sumo a la solicitud y te animo a hacerlo):

Escribe a las autoridades colombianas.

Ínstalas a garantizar la seguridad de los miembros de las comunidades afrodescendientes de la región del Curvaradó/Jiguamiandó y de los miembros de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz y otras organizaciones que los acompañan, conforme a los deseos de los propios afectados.

Pídeles que ordenen una investigación exhaustiva e imparcial sobre el homicidio de Walberto Hoyos Rivas y sobre el más de un centenar de homicidios de miembros de las comunidades afrodescendientes del Jiguamiandó y Curvaradó, que hagan públicos sus resultados y que lleven a los responsables ante la justicia.

Pídeles que investiguen las amenazas contra miembros de las comunidades afrodescendientes de las cuencas de los ríos Jiguamiandó y Curvaradó y de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, que hagan públicos sus resultados y que lleven a los responsables ante la justicia.

Pídeles que tomen medidas adecuadas para garantizar que la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz y otras ONG que trabajan en la zona pueden llevar a cabo su importante labor legítima de defensa de los derechos humanos.

Pídeles que actúen para hacer frente y desmantelar a los grupos paramilitares, y para investigar y romper sus vínculos con las fuerzas de seguridad, de acuerdo con las reiteradas recomendaciones de la ONU.

Envía tus llamamientos a:

Presidente. Señor Presidente Álvaro Uribe Vélez. Presidente de la República. Palacio de Nariño, Carrera 8 No.7-26 Bogotá, Colombia. Fax: +57 1 337 5890 Tratamiento: Excmo. Sr. Presidente Uribe

Ministro de Defensa. Dr. Juan Manuel Santos. Avenida El Dorado, Carrera 52 OFI. 217 Centro Administrativo Nacional (CAN) Bogotá, Colombia Fax: +57 1 266 1003 (di: “me da tono de fax, por favor”) Tratamiento: Estimado Dr. Santos

Fiscal General. Dr. Mario Germán Iguarán Arana. Fiscal General de la Nación. Fiscalía General de la Nación Diagonal 22B (Av. Luis Carlos Galán No. 52-01) Bloque C, Piso 4 Bogotá, Colombia Fax: +57 1 570 2000 (escucharás un mensaje pidiendo que marques la extensión 2017) Tratamiento: Estimado Sr. Fiscal

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.