Archive for Agosto, 2009

Petróleo, contaminación y violación de los Derechos Humanos en el Delta del Níger

Lunes, Agosto 31st, 2009

Dentro de la campaña Exige Dignidad de Amnistía Internacional, que ya hemos comentado y alabado aquí, y en el más amplio marco del aumento de la relevancia de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales en su mandato, hemos conocido ahora la relación entre la industria extractiva del petróleo, la contaminación, la violación de los Derechos Humanos y la violencia en el Delta del Níger. 

Dice el informe:

“La industria petrolera del delta del Níger, en Nigeria, ha traído pobreza, conflictos, abusos contra los derechos humanos y desesperación a la mayoría de las personas que viven en las zonas productoras de petróleo, según un nuevo informe de Amnistía Internacional.

“Para cientos de miles de personas, la contaminación y los daños medioambientales causados por la industria del petróleo han dado lugar a violaciones del derecho a la salud y a un medio ambiente sano, del derecho a un nivel de vida adecuado (incluido el derecho al agua y la alimentación) y del derecho a ganarse el sustento mediante el trabajo.”

Puedes leer más aquí y, si te animas, firmar aquí para apoyar esta batalla por la dignidad y los Derechos Humanos: ¡ya somos más de 20.000 las personas que hemos firmado!  

niger1.jpg

© Kadir van Lohuizen/NOOR

niger2.jpg 

© Kadir van Lohuizen/NOOR

niger3.jpg 

© Kadir van Lohuizen/NOOR

 niger4.jpg

© Kadir van Lohuizen/NOOR

Ahora sí, dice Federico Mayor Zaragoza, otro mundo es posible

Domingo, Agosto 30th, 2009

En este artículo publicado a finales de julio vemos al Federico Mayor más optimista y fuerte. Su artículo, de la mano de quien ha vivido en primera persona momentos históricos, ha tenido altísimas responsabilidades y se ha codeado con los poderosos del mundo en mil negociaciones, no puede confundirse con el canto de un ingenuo. Federico Mayor está más enérgico y más libre que nunca, enrabietado y decidido, y nos dice que, ahora sí, hacer un mundo mejor es posible y está en nuestras manos: ¿le creemos y nos ponemos a la obra o preferimos el juego cómodo de la inacción y el descreimiento?

A Federico Mayor le tenemos el día 21 de septiembre en Bilbao en la reunión de Socios de Honor de UNESCO Etxea: ¡menudo lujo!. Además, por la tarde, nos dará una conferencia abierta al público en que podréis oirle, en directo y en persona, hablar de estas cosas con conocimiento de causa, energía, sabiduría, entrega e ilusión. ¿Te lo vas a perder?

Anábasis de verano

Lunes, Agosto 24th, 2009

Por fin de vacaciones. Con los niños es difícil hacer un hueco para leer, pero procuro sacar espacios (tiempo y ganas) entre la playa, las bicis, los columpios… y sus risas, que por supuesto es lo principal y para eso están las vacaciones.

He aprovechado para hacer un ejercicio de lecturas cruzadas o comparadas como el que el verano del 2007 hice con Anibal.

Este verano le ha tocado a la Anábasis de Jenofonte: la increíble y cruel aventura de los 10.000 mercenarios griegos, salidos de las guerras del Peloponeso sin otro oficio o posibilidad que guerrear. Los 10.000 (fueran 13 o 14.000 es lo de menos) que se internaron en el corazón del imperio persa y vencieron su parte de la batalla, pero que tras la muerte de su imprudente contratante Ciro y desintegrada al instante la causa contra su hermano Artajerjes se encontraron en el interior del territorio enemigo, sin ayuda, sin camino de vuelta y asediado por los ejércitos persas que no podía dejar salir una expedición que demostraría a quien quisiera saber que el impero era vulnerable. Volvieron asediando, robando, asolando, matando y agrediendo, luchando contra ejércitos y contra pueblos que se encontraban a su paso, sobreviviendo 3.000 kilómetros de marcha también contra los elementos: el desierto y la nieve de las montañas. Hasta poder gritar el mítico Thalassa, thalassa o más propiamente Thàlatta, Thàlatta (el mar, el mar) que ha llegado hasta nosotros.

El final decepcionante y aleccionador, la añoranza por el hogar inalcanzable, las mil pruebas y las mil calamidades y las salvajadas. Un historia memorable e increible, que no quiero destriparos, pero que, a quien no la conozca, le recomiendo leer. 

Este verano he leido un par de novelas históricas sobre aquéllo. La primera del norteamericano Michael Curtis Ford, experto en lenguas clásicas, y muy ameno novelista (La Odisea de los Diez Mil). El segundo del conocidísimo autor italiano Valerio Massimo Manfredi (El Ejército Perdido). Ambas publicadas en edición económica por DeBolsillo (de Monadori).

manfredi.jpg curtis-ford.jpg

No sabía, hasta leer esta novela, que Manfredi se especializó como arqueólogo e historiador, precisamente, sobre la Anábasis y al parecer ha hecho alguna contribución significativa a la investigación histórica sobre la expedición. En su novela se permite, con la libertad que le da el género, apuntar alguna de las hipótesis que como historiador ha defendido sobre el papel de Esparta en la trama o rellenar algunas lagunas del final del trayecto con conjeturas desmitificadoras pero razonables.

Para poder juzgar mejor ambas novelas, he leído también un ensayo más al uso firmado por el helenista Robin Waterfield y publicado por Gredos. Entre las novelas y el ensayo leí también la propia obra de Jenofonte, por supuesto en la edición de Gredos traducida por Ramón Bach Pellicer, para hacer una idea más completa escuchando la historia contada directamente por su protagonista. En su día yo había leído los Recuerdos de Sócrates de Jenofonte, que me trajeron otra cara del filósofo complementaria a la de Platón, más desconocida, pero no menos interesante y casi me atrevería a decir que más contemporánea. Pero no había leído hasta ahora su obra más justamente famosa.   

 waterfield.gif    anabasis.gif

Las dos novelas son ágiles, vivas, amenas, de las que cuesta dejar de leer: perfectas lecturas de verano. Te traen el sol y el frío, el valor y la crueldad, la vida del hoplita y la del discípulo de Sócrates. Quizá la del norteamericano resulte más bélica y de acción. A la del italiano le cuesta arrancar con, a mi juicio, 60 páginas inicales de presentación de un personaje narrador/coprotagonista que ha querido crear para contarnos la historia, pero que tal vez podía haberse ahorrado en una novela que no pedía más contenido añadido que el que la grandiosa aventura ya aporta y Manfredi conoce a la perfección. Pero una vez el italiano alcanzada la “velocidad de crucero”, su narración es tan arrebatadoramente viva y fascinane como la de Curtis Ford.

A veces llama la atención que lo más novelesco, lo más increíble, lo más admirable, lo más extraordinario de la narración no sea producto de la imaginación de los autores, sino que procede de la historia (tranquilos, no diré lo de la historia supera… aunque venga al caso)… y lo más novelesco se produce cuando más se apegan al texto de Jenofonte. Así que uno puede superar esas ganas que a veces una buena novela le da de comenzar de nuevo recién terminada para no abandonar con tristeza a los personajes con los que se ha familiarizado, comenzando la otra que cuenta la misma historia, pero con otra perspectiva y otros secundarios.

El ensayo de Waterfield te sacia la sed de salir de dudas sobre muchos aspectos históricos de la aventura, sobre todo de su entorno, lo que te permite entender mejor cómo fue posible, en qué contexto se dio, cómo lo vivieron sus protagonistas y qué consecuencias tuvo. Pero lo mejor es que la lectura de estas dos novelas te permite luego picar de la Anábasis de Jenofonte, a cachitos sueltos, abriendo el libro al azar y escuchando, dos mil cuatrocientos años después, fresco y actual al viejo, sabio y tristemente desencantado filósofo-aventurero-general recordar los lances de sus años más gloriosos en aquella imposible gesta que ha formado desde entonces el imaginario de occidente e incluso, como Waterfield recuerda -tal vez con algún exceso final-, ha ayudado a conformar parte de las categorías y las prácticas políticas que hoy vivimos.

Caminar y tropezarse

Lunes, Agosto 24th, 2009

Entre quienes caminando hacen y se equivocan, y quienes sentados critican y no se equivocan, tanto en la vida como en el trabajo, opto por los primeros.

Entre hacer y no hacer - me decían el otro día que decía un viejo político vizcaino-, hacer.  

Dinero público, fines públicos.

Jueves, Agosto 20th, 2009

Hace 10 meses escribimos aquí: “Krugman aboga por que, en caso de resultar necesario meter dinero en los bancos, mejor que regalarlo es meterse en su capital social y gobierno, que eso es más responsable, más efectivo y además, añado yo, podría tener marcha atrás (si la entidad recupera, se puede volver a vender e incluso podría haber algún caso en que se sacaran ciertas plusvalias)…”

Hoy vemos el siguiente titular: “Suiza vende su participación en el banco UBS y gana 790 millones de euros. El rendimiento de la transacción fue del 30% en favor de las arcas suizas por una inversión de ocho meses”. No es que el dinero público esté para especular, pero dado que se decidió que había que meterlo en los bancos para salvarlos, algunos estados, por lo menos, lo hicieron con cabeza y marcha atrás y ahora el dinero público puede volver a destinarse a fines públicos, que para eso está.

¡Todo un éxito!

Miércoles, Agosto 19th, 2009

Estamos muy contentos de cómo ha ido el curso de verano La Paz como Derecho Humano: Hacvia un proceso de codificación internacional.  

Comenzamos con una apertura del máximo nivel. A los directores del curso, Cristina Llinaje y yo, nos acompañaron Emilio Ginés, Carlos Villán Durán, José Luis de la Cuesta y Odón Elorza.

presentacion-d3-01.JPG

Pero lo más destacables fueron los ponentes (muy alto nivel) y el interés y las ganas de todos los casi 40 participantes. ¡Gracias a todos!

cursoverno.JPG

Primer día de los cursos de verano

Martes, Agosto 18th, 2009

Hoy lunes hemos celebrado la primera de las dos jornadas del curso La Paz como Derecho Humano: Hacia un Proceso de Codificación Internacional que celebramos en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco.

En la mesa de apertura tomaron parte Cristina Linaje, Carlos Villán, Emilio Ginés, José Luis de la Cuesta, Odón Elorza y yo.

Cuelgo la foto publicada en Diario Vasco y firmada por Michelena:

 curso-verano.jpg

Luego vinieron las ponencia de Vicent Martínez Guzmán y de Carmelo Faleh. Por la tarde una mesa redonda con todos los profesores. Ya os contaré más.

UMOYA: mucho y bueno.

Jueves, Agosto 6th, 2009

Nuestro amigo -y desde hace poco también socio de UNESCO Etxea- David es activo colaborador de la Federación de Comités de Solidaridad con África Negra - UMOYA. Estos comités, un poco a la manera de los Comités Oscar Romero para América Latina, están formados por gente que conoce bien el África Negra, que sabe de lo que habla y lo siente, que tiene corazón y cabeza. Y también a la manera de los Oscar Romero, tienen un enfoque político (en el mejor sentido de la palabra) de la solidaridad, nada condescendiente y sí muy exigente con cada uno, al uno y al otro lado del estrecho.

umoya.jpg

Denunician las violaciones de los Derechos Humanos teniendo gente sobre el terreno y no se olvidan de recordar el papel de occidente (de nuestras empresas, de nuestras instituciones, de nuestros modos -de cada uno de nosotros- de consumo y de relación) en algunas de las tragedias más sangrantes de África.

Pero también miran a África con alegría, respeto y admiración para descubrirnos su riquezas, su historia propia, sus valores, sus iniciativas liberadoras… 

umoya0307.jpg 

Tienen una revista muy interesante, UMOYA, a la que nuestro Centro de Documentación, por supuesto, ya se ha suscrito. Dedícale un tiempo a esta web y a su revista, son muy interesantes. Y además tiene dos blogs (de los comités de Valladolid y de Salamanca que están muy bien hechos y merecen visita periódica).

umoya0207.jpg

Gracias, David, por darnos a conocer esta organización y esta gente tan valiosas, y todo lo mucho y bueno que traen consigo.

Lectura tardía.

Jueves, Agosto 6th, 2009

Hace ya un par de semanas que Rubén me pasó este artículo de Stiglitz que va un poco a contracorriente del “saber tertuliano” sobre el papel de la ONU en los debates y negociaciones sobre la salidas a la crisis.

No lo he leido hasta hoy, que el ritmo agosteño nos va dejando tiempo para lecturas (y para ordenar el despacho). Venido de la pluma de un premio nobel de economía que, además, ha estado metido en diferentes momentos de su vida en altas responsabilidades de ambos lados (presidencia gobierno USA y secretaria general ONU) de esos berenjenales de los que habla, podemos pensar que es una lectura con fundamento y conocimiento de causa que puede ayudarnos a completar el cuadro general.

La ONU coge las riendas. Joseph Stiglitz. Publicado por El País el 19 de Julio de 2009.

…cervecita veraniega…

Miércoles, Agosto 5th, 2009

No consigo, a pesar de haberlo pedido varias veces, que el supermecado en que hago mi compra semanal traiga una cerveza ecológica para refrescar el veranito en buena compañía, ni siquiera la San Miguel Eco con cuya marca ya trabajan para otros productos y, por lo tanto, será esperable que pudierar traerla con facilidad…

sanmi.gif  eco2.jpg eco1.gif

¡Qué diferencia! Hace poco entré en un supermercado de Ginebra (COOP, la segunda cadena del país, no una tiendita marginal o alternativa) y tenían a disposición de sus clientes media docena de cervezas con acreditación de agricultura ecológica.

clavinus.jpg

coop.jpg

natur1.jpg

natur2.jpg

ab2.gif