Archive for the 'Ingurumena / Medioambiente' Category

Más cosas interesantes en Vitoria - Gasteiz

Martes, Marzo 20th, 2012

morea-eta-berdea.bmp

Inteligencias ecológicas

Lunes, Mayo 11th, 2009

Daniel Goleman es bien conocido como padre (uno de ellos, al menos, que el concepto puede ser, como dicen de algunos perros en México, un mil leches) y muy efectivo divulgador de la Inteligencia Emocional. (Yo soy más afín a las contribuciones y al estilo de Howard Gadner, pero ese es otro asunto que no viene al caso aquí)  

Tras aquella importante contribución publicó Inteligencia Social y ahora, publicado en el 2009 tanto en inglés como en castellano, nos propone esta Inteligencia Ecológica

goleman.jpg goleman.jpg goleman.jpg goleman.jpg goleman.jpg

El libro es interesante, pero tal vez no tan novedoso o innovador como el autor pretende.

Desde luego que es importante que una personalidad de la talla y del eco mediático y del impacto de Goleman se sume al discurso de la sostenibilidad y nos ayude a seguir construyendo ideas y conceptos cada vez más trabajados, más sólidos y mejor armados. En ese sentido debemos estarle agradecidos y darle la bienvenida. Sin embargo tengo que reconocer que en algunas partes de su libro el tipo se me ha hecho un tanto impertinente: descubre algunos mediterráneos y desde su altura de gran gurú internacionalmente reconocido reprocha a los ecologistas -muchos de los cuales llevan lustros cartografiando con rigor, modestia y detalle esos mediterráneos- no haberlos visto.

Al grano, lo que el libro viene a contarnos es que la compra (o más bien nosotros como consumidores) es un acto político con enormes consecuencias para el medioambiente y para la sociedad, un acto geopolítico del que somos responsables, que tenemos que conocer mejor esos impactos y que debemos actuar al respecto. Hasta ahí bien, estamos de acuerdo. Es un discurso al que me siento muy vinculado y en este blog hemos hecho muchas referencias a él y hemos celebrado muchas contribuciones de distintos autores u organizaciones que iban en ese sentido.

Pero Goleman parece que desconoce lo mucho y bueno que sobre esta materia se ha trabajado en los últimos 30 años con un adanismo un tanto irritante. 

Peor aún, trata con cierta displicencia discursos que parece ignorar. Por ejemplo cuando reprocha al movimiento ecologista que el reciclaje no funciona, que no es suficiente…y que incluso le hace el juego al desastre por tranquilizador de conciencias.  ¡Dios mío!, pero si esto lo lleva diciendo el movimiento ecologista desde que yo tengo memoria (y tampoco soy tan joven). Los de las tres “R”s (Reducir, Reutilizar y Reciclar) es más viejo que el TBO y quienes lo han defendido siempre son los ecologistas. Ahora en el 2009 viene Goleman a explicárnoslo y nos afea que no lo hayamos visto hasta que él ha venido a investigarlo. 

Si Goleman quiere profundizar sobre el ciclo de los productos (tipo cradle to cradle) y animarse a reflexionar sobre la reducción del consumo, del embalaje, etc. está muy bien, que se sume a las muchas y buenas contribuciones que se están haciendo… pero no que las ignore y menos aún que las menosprecie. Llega a decir que el reciclaje será visto en el futuro como un ejemplo de “ecomiopía”. No, señor Goleman, lo que es una ejemplo de “ecoceguera” es no reciclar… más bien pensemos juntos que el reciclaje es parte (evidentemente insuficiente) de una respuesta más global que afortunadamente estamos viendo -y practicando- es mucho más amplia, en ese sentido el reciclaje es un ejemplo de “ecopaso”, no de “ecomiopía”.

Bueno, así todo. Lo mismo con las etiquetas o lábeles de productos ecológicos, los defiende, pero denunciando (?) que no son la respuesta definitiva a los retos medioambientales. O cuando defiende que la sostenibilidad medioambiental debe compatibilizarse con la sostenibilidad social: estupendo, en ellos andamos peleando desde hace 20 años, ¿pero porqué adopta la pose de descubridor para explicarnos el asunto?   

La idea del poder del consumidor, de votar con nuestros euros (o dólares), es importante. Pero debemos trabajarla en el sentido de que esta fuerza del comprador no sustituya -si no que se sume- a la fuerza de la democracia y a la política. El discurso de Goleman prima, a mi parecer de forma excesiva, el poder del consumidor frente a la inutilidad del gestor político o la debilidad de las leyes para cambiar las cosas.

El propio concepto de Inteligencia Ecológica está insuficientemente trabajado y es casi ridículo cuando pone como ejemplo de inteligencia ecológica a la pequeña aldea tibetana de Sher, que lleva más de mil años viviendo inalteradamente y muy sosteniblemente… Pero supongo que la vida de sus trescientos habitantes, vida pobre y dura, no la quiere Goleman para sí, no la quiero yo, desde luego, para mí, ni para mis hijos. De modo que lo que debemos buscar, entiendo, es una inteligencia ecológica que nos ayude a hacer compatible el máximo desarrollo humano posible para todos con la sostenibilidad medioambiental y social. Con todo respeto, es aldea tibetana no me parece un ejemplo a seguir.    

En fin, no sigo, el libro es interesante y aporta cosas. Seguramente será muy útil a quienes no se han acercado hasta el momento a estas cuestiones o a quienes provienen de ideologías más liberales (en el sentido europeo del término). Pero un poco más de Inteligencia Emocional en la práctica le habría venido bien a Goleman para enfocar de forma más eficaz sus contribuciones y ganarnos también a otro tipo de lectores.

goleman.jpg

Desastre natural

Sábado, Marzo 7th, 2009

La semana pasada pasamos, de camino a Burdeos, por los míticos pinares de Las Landas. 250.000 hectáreas de bosque dañado gravemente por el ciclón del mes pasado. En algunos momentos el espectáculo era desolador: los pinos diezmados, muchos tumbados de raíz, otros rotos a medio tronco como si fuesen lápices. Parece increible que el viento pueda tener tanta fuerza.

220220090301.jpg 

220220090291.jpg

220220090281.jpg 

Auken y Greenpeace

Jueves, Febrero 12th, 2009

Hoy tenemos dos noticias que se relacionan.

Por un lado, el Parlamento Europeo ha aprobado, incluso al parecer haciéndolo más duro, el Informe Auken que critica severamente los desmanes urbanísticos del litoral español. Tantas construcciones insostenibles y de pésimo gusto, atentatorias contra el patrimonio cultural y natural, y además tantas veces asociadas a la corrupción y al abuso de poder…

Algunos eurodiputados españoles se llevan las manos a la cabeza alertados del riesgo de pérdida de subveciones y ayudas comunitarias o del riesgo de ahuyentar inversores en un momento de dura crisis del sector. Más les habría valido -a ellos y a nosotros y al futuro de la costa española- que esos mismos políticos se hubieran llevado las manos a la cabeza mucho antes, y no por la denuncia y sus consecuencias (que espero severas), sino por lo hechos denunciados en sí mismos (y, de paso, por la relación de sus propios partidos con ellos), que eran conocidos por todos desde hace muchos años y por los que tantos millones han entrado en ayuntamientos y chiringuitos varios de “conseguidores”.

Por otro lado, hoy Greenpeace, organización de la que soy socio desde hace más de 10 años, en una de sus osadas campañas para llamar la atención, hace “desaparecer” el hotel ilegal y horroroso de El Algarrobico. Un engendro de 411 habitaciones y más de 20 plantas construido a tan solo 14 metros de la ribera del mar y en pleno Parque Natural protegido (?) de Cabo de Gata - Níjar, a golpe de hechos consumados, a golpe de descaro e irregularidades.

el-algarrobico.jpg 

Gracias a Auken y gracias a Greenpeace, a lo mejor gracias a vosotros -y a otros muchos como vosotros- consigo que mis hijos cuando crezcan conozcan y disfruten algo de costa española que no esté destrozada por el cemento, los adosaditos, los parques temáticos o los macrohoteles.

auken.jpg

La sencillez y el emprendizaje al servicio de la sostenibilidad

Jueves, Enero 29th, 2009

En la página del PNUMA me encuentro con una noticia llamativa, que no se sabe si es un sueño visionario o simplemente un canto a la sencillez y el empuje emprendedor puestos  al servicio de la sostenibilidad. Con este tipo de noticias uno puede todavía creer que la innovación sigue estando, como en los mejores tiempos, al alcance del sueño de un chaval de 15 años fantaseando y jugando en la playa.

Siempre me llama la atención la relevancia que los grandes físicos teóricos dan a la belleza, la elegancia y la sencillez de la fórmulas con que van unificando la teoría. A lo mejor resulta que en la innovación para la sostenibilidad también hay una relación, no sé cuál pero parece que la presentimos, entre la sencillez, la belleza, la elegancia, la limpieza (en su sentido más sutil, donde se junta con la transparencia) y la efectividad.

skysails-1.jpg

Dice así:

La propulsión eólica retorna a los mares como en los viejos tiempos, pero sin velas y potenciada.

DÜSSELDORF, Alemania.- Dicen que la fe mueve montañas. Pero en este caso, una innovación alemana permite que el viento mueva buques cargueros modernos, y de los grandes.

Un sistema de propulsión eólica, que reduce hasta 50 por ciento el uso de combustible, puede ser usado incluso en embarcaciones de gran calado.

Consiste en una suerte de parapente unido al barco por medio de cuerdas, de acción dinámica según la dirección e intensidad de los vientos, y que se activa automáticamente, guiado por una computadora a bordo.

Así, un parapente de 160 metros cuadrados llega a desarrollar con la ayuda del viento una fuerza de tracción de hasta ocho toneladas, casi igual al empuje producido por un motor de un avión Airbus A318.

Dotados con este sistema, los barcos pueden reducir entre 10 y 35 por ciento su uso anual de combustible, llegando a 50 por ciento en situaciones óptimas de viento.

De alguna manera es una vuelta a los orígenes en los que, previo al desarrollo de las máquinas a vapor y los motores diésel, la navegación a vela dominaba los mares.

Ahora, en lugar de un mástil con velas estáticas, se emplaza este parapente, cual “paracaídas gigante”, de movilidad en todas las direcciones. Su funcionamiento no sustituye sino que complementa al de los motores.

Su creador es el joven Stephan Wrage, nacido en la septentrional ciudad portuaria de Hamburgo, ingeniero y amante de la navegación a vela y el atletismo.

“La idea se me ocurrió a los 15 años. Estaba practicando aladeltismo en la playa y me pregunté si esa enorme fuerza de arrastre no podría utilizarse también para los barcos”, dijo Wrage a Tierramérica.

En 2001 vio la luz la empresa SkySails, fundada con el objetivo de fabricar este parapente para embarcaciones. En 2007 comenzó su prueba piloto en rutas internacionales a bordo de dos buques de carga.

“Es el ingreso a la tecnología moderna de la utilización del viento como impulso para la navegación”, declaró a Tierramérica Peter Schenzle, experto en la materia y asesor de la Estación Experimental para la Construcción de Barcos de Hamburgo.

Una de las principales características alentadoras del proyecto consiste en no ser contaminante: el viento es la fuente de energía más limpia en alta mar. Las ventajas de su utilización masiva podrían ser enormes, ya que cerca de 90 por ciento de los bienes comercializados en el mundo son llevados en barco por lo menos un trecho de su camino de productor a consumidor.

Actualmente, más de 100.000 barcos navegan por el mundo. Y se calcula que la flota global aumentará 75 por ciento para 2020. El consumo de combustible promedio de un barco con una potencia de 100.000 caballos de fuerza es de entre 12 y 15 toneladas por hora. Por lo tanto, en conjunto, y según estimaciones del sector, el tráfico marítimo mundial sería responsable de la emisión de más de 800 millones de toneladas de dióxido de carbono por año.

En ese marco, y si bien el transporte marítimo es comparativamente menos contaminante que el resto, en un futuro cercano se prevé implementar nuevas reglas para controlar y limitar las emisiones de gases invernadero.

De hecho, la Organización Marítima Internacional, dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, elabora normas para reducir las emisiones de dióxido de carbono por parte de barcos, tras haber hecho lo propio en 2008 respecto de las emisiones de dióxido de azufre.

Pero además, una de las cuestiones más tentadoras de esta novedad consiste en reducir los costos de funcionamiento del barco, 90 por ciento de los cuales corresponden al combustible.

“Decidimos adoptar el sistema SkySails para preservar al ambiente, ahorrar recursos y, a largo plazo con precios del gas y petróleo en alza, seguir siendo competitivos”, dijo Gerd Wessels, director de la compañía naviera Wessels y propietario de uno de los cargueros que ya cuentan con esta innovación.

Dependiendo de las dimensiones, el precio del sistema oscila entre 500.000 y casi 3,5 millones de dólares. Según SkySails, la inversión se amortiza en tres a cinco años.

En el segundo semestre de 2009, la empresa iniciará la fabricación en serie del producto. Con pedidos por adelantado de Alemania, Noruega y otros países europeos, ya ha colmado su capacidad de producción para los primeros 12 meses.

skysails5.jpg

skysails-2.jpg

La noticia salió en la página web TIERRAMÉRICA, una web que, por cierto, merece una visita. Su consejo editorial está integrado, ni más ni menos, que por Carlos Fuentes, Rigoberta Menchú, Maurice Strong y Elena Poniatowska entre otros.

Y las fotos las he tomado de la web de la empresa Skysails.  

Admirable página de ciencia y belleza natural

Martes, Enero 13th, 2009

Estos días estamos con ganas de admiradnos de las cosas buenas de la naturaleza y de la ciencia como modo de comprenderla y gozarla y admirarla más (o reverenciarla, como dicen los queridos franciscanos de Colombia que muy atinada y bellamente se nombraron Comisión de Justicia, Paz y Reverencia con la Creación).

Hemos dado con una página preciosa que nos introduce a los fractales a través de un bellísimo viaje fotográfico por Doñana (declarado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).

Os animo a un paseo por esta página que cruza muy acertadamente textos introductorios científicos con textos literarios selectos y cuidadísimos, e imágenes naturales de una belleza sobrecogedora con gráficos muy útiles que nos ayudan a comprender mejor que es eso de “fractal”.

¡Buen paseo!

donana-4.jpg

donana2.jpg

donana3.jpg

donana5.jpg

donana-1.jpg 

Gran artículo de Innerarity: atinado y oportuno.

Miércoles, Agosto 6th, 2008

Ayer agradecía a Gloria el haberme remitido el documental de Annie Leonard, hoy debo agradecer a Josu que me rescatara la referencia de un artículo de nuestro admirado Daniel Innerarity publicado por El País el pasado 30 de Julio. Se titula Comerse el mundo (y no tiene nada que ver con una toma de posición en la batalla por el liderazgo de la prensa escrita española).

Los seguidores de este blog saben bien de mi aprecio por Innerarity (alguna cosa he publicado al respecto). Pero lo verdaderamente bonito de estas devociones es que mantengan, de tanto en tanto, la capacidad de sorprenderte, que no se limiten a mantener las espectativas por altas que éstas sean, que de vez en cuando puedas decir “¡joder, qué bueno!, no sabía que Daniel trabaja también estas cuestiones”. Ha sido el caso con este artículo que mencionamos. Por eso, y para empezar: ZORIONAK, Daniel!

El artículo reflexiona sobre las implicaciones morales y políticas de la alimentación, del consumo de alimentos. ”La moral parece haberse desplazado del dormitorio al comedor”, afirma de una forma muy gráfica. Es el comedor, la cocina, el supermercado… donde nuestras decisiones afectan al medio y a los demás, donde -no sólo ahí, pero de forma muy importante ahí- somos actores globales con influencia y consecuencias positivas o negativas. ”Comer -dice Innerarity- no es un acto privado, ética y políticamente irrelevante, sino una práctica cotidiana en la que el mundo se juega su destino, lo configuramos o lo destruimos, en la que literalmente nos comemos el mundo”.

“Las costumbres alimenticias -concluye el artículo- permiten al individuo configurar el tipo de vida que desea para sí y modificar su relación con el mundo. Cada uno de nosotros, en el ámbito de su conducta alimentaria, puede llevar a cabo una mejora del mundo, inapreciable pero insustituible. Comer es hoy un acto político global, una verdadera conspiración revolucionaria. Nuestras decisiones cotidianas en esta materia configuran el mundo, para bien o para mal. (…)  el comer se ha convertido en un asunto moral, en una cuestión de ciudadanía”. En una cuestión política, añadimos nosotros.

Daniel, te agradezco un montón que hayas escrito este muy atinado y muy oportuno artículo que nos permite releer la situación actual de crisis alimentaria mundial y de supuesta carestía local de los alimentarios con nuevas luces y ¡ay! redescubiertas responsabilidades.

Un advertencia, Daniel: ¿sabes en qué lío te has metido? Al menos nosotros, que ya te acosábamos para que nos acompañes, ayudes y orientes en cuestiones de cultura de paz y ciudadanía local y universal, ya tenemos un nuevo tema para el que vamos a pedir que nos ayudes: ese complejo y fascinante espacio en que estamos ya trabajando (y que el lector atento de este blog sabe que resulta de muy especial interés personal para mí) donde se cruzan la alimentación, la biodiversidad, la justicia, el agua, la sostenibilidad, el comercio, el territorio, los derechos humanos, la diversidad cultural…

P.D. Esta mañana he desayuado un café certificado como de comercio justo y agricultura ecológica acompañado de unas galletas -Gullón María Bio para más señas- de ingredientes procedentes de agricultura ecológica, según acredita el Consejo de Castilla y León. Tal vez el desayuno me ha costado 10 céntimos de euro más, pero se trata de un pequeño acto -ni el principio ni el fin de nada, pero sí una pequeña parte- de explorar en la práctica -con margen de error y sin dogmatismos- qué es eso de la cuidadanía responsable.

eco.bmp

Consumir, acumular, tirar…

Martes, Agosto 5th, 2008

Mi muy querida amiga Gloria me envía la referencia de un video. La verdad es que son tantas las cosas que uno recibe a lo largo del día que es difícil atenderlas todas, pero Gloria me lo recomendaba muy especialmente, así que lo he abierto esta mañana: ¡son 20 minutos! Ni de coña voy a estar 20 minutos mirando este video con todo lo que tengo que hacer ahora en la oficina - creo que pensaba mientras los abría-. Pero sólo en unos segundos el documental me ha atrapado y lo he visto entero muy atentamente. 

Se trata de una presentación de Annie Leonard sobre el consumismo titulado algo así como “Historia de las cosas”.

stuff.jpg

Muchos dirán que la presentación es simplista o incluso demagógica, pero a mí me parece sencilla y divulgativa. Lógicamente en 20 minutos no nos presenta todas las posibles discusiones o implicaciones de cada punto, no lo pretende, pero sí me parece que apunta cuestiones importantes para que reflexionemos y para que consecuentemente actuemos con mayor conocimiento y libertad.

Así que reserva 20 minutos de tu tiempo y échale un vistazo en español o en inglés.  

Esta presentación busca reforzar nuestro papel como ciudadanos y como consumidores responsables y conscientes de nuestro papel en todo el ciclo y de sus consecuencias e impactos en el medio y en la sociedad, desde lo local a lo global.

Todo ello me resulta especialmente cercano. Estos días pasados hemos estado de traslado en casa. Nos mudamos a un piso nuevo en el mismo pueblo de Algorta. La verdad es que considero que somos una familia relativamente moderada en su consumo, en relación al menos con nuestro medio, pero aún así es increíble la cantidad de cosas inútiles que hemos acumulado a lo largo de poco tiempo (aparatos que se han hecho ya viejos en tres o cuatro años con sus cargadores que tampoco sirven por obsoletos; ropa y calzado en algunos casos casi sin poner; juguetes de plástico rotos; merchandising del origen más diverso: relojes, calculadoras…). 

Vamos a reirnos un poco de nosotros mismos: la imagen de la casa llena de cosas -que aquí arriba copio-, cosas que no nos hacen ni mejores, ni más felices, ni siquiera nos hacen la vida más fácil o cómoda o agradable nos retrata bien.

Hemos tirado un montón de cosas esfrozándonos en ser cuidadosos: la ropa, zapatos y bolsos aún utilizables, a los contenedores de BEROHI o a REZIKLETA; el material reciclable, a reciclar; los voluminosos o contaminantes a los puntos de recogida selectiva que en Bizkaia llamamos GARBIGUNEs; las pilas usadas y los medicamentos caducados, por supuesto, a sus puntos de recogida específicos… pero aún así de bien poco sirve ese cuidado en el punto aparentemente final del proceso si no frenamos un poco nuestro consumo absurdo, si no lo hacemos más consciente, controlado y respetuoso. Todo lo cual además, nos va a hacer paradójicamente la vida más cómoda, fácil y limpia.

P.D.: Por terminar. Gloria me ha pasado la referencia del documental colgado en el blog de Bruno Abarca. ¡Muy interesante. Merece entrar y curiosear!

P.D.: La forma de presentar de Annie Leonard me ha recordado al documental de Al Gore. Es más modesto, sí, pero tiene un aire: frescura, ritmo, imagen, humor, cercanía… ¡tenemos tanto que aprender de cómo presentan sus ideas este tipo de norteamericanos!

La Biodiversidad y la Agricultura

Jueves, Mayo 22nd, 2008

bioagri1.jpg

Hoy 22 de Mayo es el día internacional de la biodiversidad.

En alguna ocasión hemos comentado en este blog cómo uno de los aspectos más interesantes y ricos (y más complejos) de la cuestión del agua es la que la relaciona con la agricultura: en ese punto en que se cruzan el derecho humano al agua, con el derecho humano a la alimentación, con la biodiversidad, con la cultura y con la tierra (territorio, propiedad, gestión…).

En este día la Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica ha presentado un documento tan interesante que da pena que se circunscriba a la celebración de un día y mañana quede viejo. Por eso modestamente quiero darle eco aquí. Se titula: La Biodiversidad y la Agricultura.

Este estudio estudia los vínculos entre la biodiversidad y la agricultura, lo cual les lleva a la agricultura sostenible, y al comercio y el consumo responsables.

Es un importante estudio que os animo a ojear como forma de celebrar el día de la biodiversidad (atención especial, por favor, a las recomendaciones finales para los consumidores ordinarios, es decir, para tí y para mí).

bioagri2.jpg 

La lucha contra la contaminación: una experiencia relevante

Miércoles, Mayo 21st, 2008

Bien, el sesudo libro de los 100 científicos convocados por la Universidad de Harvard que abajo mencionamos está muy bien, pero es importante aterrizar, como hacen Ixtzel y Valentina, dos estudiantes de 10 años de la comunidad escolar de El Pequeño Sol, de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

sancris1.jpg 

Ellas han preparado un muy interesante proyecto de lucha contra la contaminación en que, tras una pequeña pero conseguida introdución teórica, se aplican a difundir sus ideas y a corresponsabilizarse, desde la escuela, la familia o el grupo de amigas, en cómo afrontar y reducir la contaminación, cómo fomentar el reciclado, apreciar la limpieza del agua, del aire, de la tierra, su papel como casa de la biodiversisidad, su relación con la salud humana, la calidad de vida, el bienestar… y todo ello desde lo concreto, lo real, de lo que podemos hacer hoy y aquí.

sancirs2.jpg

Mañana estas dos activistas ecologistas de prometedor futuro presentan su ponencia en el Congreso que se celebrará en el Holiday Inn de Tuxtla Gutierrez, la capital de Chiapas. ¡Mucha suerte en vuestro primer congreso!, ¡seguro que con vuestro empuje y vuestras ideas, será el primero de muchos en que váis a aportar muchas y buenas cosas!

Adjunto el power point de su presentación: powerixtzelvalentina.ppt

En cuanto me lleguen, prometo subir las fotos de las ponentes.

¿Puedo terminar diciendo, con indisimulado orgullo, que Ixtzel es mi hija mayor?