Archive for the 'Berrikuntza / Innovación' Category

La sencillez y el emprendizaje al servicio de la sostenibilidad

Jueves, Enero 29th, 2009

En la página del PNUMA me encuentro con una noticia llamativa, que no se sabe si es un sueño visionario o simplemente un canto a la sencillez y el empuje emprendedor puestos  al servicio de la sostenibilidad. Con este tipo de noticias uno puede todavía creer que la innovación sigue estando, como en los mejores tiempos, al alcance del sueño de un chaval de 15 años fantaseando y jugando en la playa.

Siempre me llama la atención la relevancia que los grandes físicos teóricos dan a la belleza, la elegancia y la sencillez de la fórmulas con que van unificando la teoría. A lo mejor resulta que en la innovación para la sostenibilidad también hay una relación, no sé cuál pero parece que la presentimos, entre la sencillez, la belleza, la elegancia, la limpieza (en su sentido más sutil, donde se junta con la transparencia) y la efectividad.

skysails-1.jpg

Dice así:

La propulsión eólica retorna a los mares como en los viejos tiempos, pero sin velas y potenciada.

DÜSSELDORF, Alemania.- Dicen que la fe mueve montañas. Pero en este caso, una innovación alemana permite que el viento mueva buques cargueros modernos, y de los grandes.

Un sistema de propulsión eólica, que reduce hasta 50 por ciento el uso de combustible, puede ser usado incluso en embarcaciones de gran calado.

Consiste en una suerte de parapente unido al barco por medio de cuerdas, de acción dinámica según la dirección e intensidad de los vientos, y que se activa automáticamente, guiado por una computadora a bordo.

Así, un parapente de 160 metros cuadrados llega a desarrollar con la ayuda del viento una fuerza de tracción de hasta ocho toneladas, casi igual al empuje producido por un motor de un avión Airbus A318.

Dotados con este sistema, los barcos pueden reducir entre 10 y 35 por ciento su uso anual de combustible, llegando a 50 por ciento en situaciones óptimas de viento.

De alguna manera es una vuelta a los orígenes en los que, previo al desarrollo de las máquinas a vapor y los motores diésel, la navegación a vela dominaba los mares.

Ahora, en lugar de un mástil con velas estáticas, se emplaza este parapente, cual “paracaídas gigante”, de movilidad en todas las direcciones. Su funcionamiento no sustituye sino que complementa al de los motores.

Su creador es el joven Stephan Wrage, nacido en la septentrional ciudad portuaria de Hamburgo, ingeniero y amante de la navegación a vela y el atletismo.

“La idea se me ocurrió a los 15 años. Estaba practicando aladeltismo en la playa y me pregunté si esa enorme fuerza de arrastre no podría utilizarse también para los barcos”, dijo Wrage a Tierramérica.

En 2001 vio la luz la empresa SkySails, fundada con el objetivo de fabricar este parapente para embarcaciones. En 2007 comenzó su prueba piloto en rutas internacionales a bordo de dos buques de carga.

“Es el ingreso a la tecnología moderna de la utilización del viento como impulso para la navegación”, declaró a Tierramérica Peter Schenzle, experto en la materia y asesor de la Estación Experimental para la Construcción de Barcos de Hamburgo.

Una de las principales características alentadoras del proyecto consiste en no ser contaminante: el viento es la fuente de energía más limpia en alta mar. Las ventajas de su utilización masiva podrían ser enormes, ya que cerca de 90 por ciento de los bienes comercializados en el mundo son llevados en barco por lo menos un trecho de su camino de productor a consumidor.

Actualmente, más de 100.000 barcos navegan por el mundo. Y se calcula que la flota global aumentará 75 por ciento para 2020. El consumo de combustible promedio de un barco con una potencia de 100.000 caballos de fuerza es de entre 12 y 15 toneladas por hora. Por lo tanto, en conjunto, y según estimaciones del sector, el tráfico marítimo mundial sería responsable de la emisión de más de 800 millones de toneladas de dióxido de carbono por año.

En ese marco, y si bien el transporte marítimo es comparativamente menos contaminante que el resto, en un futuro cercano se prevé implementar nuevas reglas para controlar y limitar las emisiones de gases invernadero.

De hecho, la Organización Marítima Internacional, dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, elabora normas para reducir las emisiones de dióxido de carbono por parte de barcos, tras haber hecho lo propio en 2008 respecto de las emisiones de dióxido de azufre.

Pero además, una de las cuestiones más tentadoras de esta novedad consiste en reducir los costos de funcionamiento del barco, 90 por ciento de los cuales corresponden al combustible.

“Decidimos adoptar el sistema SkySails para preservar al ambiente, ahorrar recursos y, a largo plazo con precios del gas y petróleo en alza, seguir siendo competitivos”, dijo Gerd Wessels, director de la compañía naviera Wessels y propietario de uno de los cargueros que ya cuentan con esta innovación.

Dependiendo de las dimensiones, el precio del sistema oscila entre 500.000 y casi 3,5 millones de dólares. Según SkySails, la inversión se amortiza en tres a cinco años.

En el segundo semestre de 2009, la empresa iniciará la fabricación en serie del producto. Con pedidos por adelantado de Alemania, Noruega y otros países europeos, ya ha colmado su capacidad de producción para los primeros 12 meses.

skysails5.jpg

skysails-2.jpg

La noticia salió en la página web TIERRAMÉRICA, una web que, por cierto, merece una visita. Su consejo editorial está integrado, ni más ni menos, que por Carlos Fuentes, Rigoberta Menchú, Maurice Strong y Elena Poniatowska entre otros.

Y las fotos las he tomado de la web de la empresa Skysails.  

La era del nano-camaleón

Miércoles, Enero 14th, 2009

Esta noche he terminado “La era del camaleón. Los desafíos de la nanotecnología del carbono”, el libro de Teresa de los Arcos que os comentaba aquí abajo, el lunes. Confirmo lo que abajo os decía: esta autora consigue poner al alcance del lego, con un estilo accesible, inteligente y elegante, los últimos avances -espectaculares muchos de ellos- de algunas áreas de la nanotecnología.

Y lo hace con humor, con ritmo, uniendo el pasado con el futuro, los sueños con el rigor, el asombro con la modestia intelectuales, la ilusión por el avance y las posibilidades casi ilimitadas de la nanotecnología con la prudencia sobre sus límites y riesgos. Sabiendo que la mirada del científico no debe quedarse en el laboratorio o en las revistas especializadas, si no que ha de permanecer abierta al mundo, a sus problemas y a sus necesidades. Una mujer que se sabe reir también de su trabajo y que respeta el trabajo de otros.

 la-era.gif la-era.gif la-era.gif la-era.gif

P.D. juguetona: Para quien lea el libro dejo la sorpresa de ver cómo la investigación puntera en nanotubos de carbono, además de sus aplicaciones en medicina o en materiales o en agua, puede imaginar vías de salir al espacio dignas de la imaginación de Cirano de Bergerac y sus imposibles ideas para ir a la luna…

Admirable página de ciencia y belleza natural

Martes, Enero 13th, 2009

Estos días estamos con ganas de admiradnos de las cosas buenas de la naturaleza y de la ciencia como modo de comprenderla y gozarla y admirarla más (o reverenciarla, como dicen los queridos franciscanos de Colombia que muy atinada y bellamente se nombraron Comisión de Justicia, Paz y Reverencia con la Creación).

Hemos dado con una página preciosa que nos introduce a los fractales a través de un bellísimo viaje fotográfico por Doñana (declarado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).

Os animo a un paseo por esta página que cruza muy acertadamente textos introductorios científicos con textos literarios selectos y cuidadísimos, e imágenes naturales de una belleza sobrecogedora con gráficos muy útiles que nos ayudan a comprender mejor que es eso de “fractal”.

¡Buen paseo!

donana-4.jpg

donana2.jpg

donana3.jpg

donana5.jpg

donana-1.jpg 

…tener algo que decir…

Sábado, Junio 21st, 2008

if.jpg if.jpg if.jpg if.jpg if.jpg 

Mi hermano Xabier me pasa una referencia de la muy original revista de innovación if… en la que Ginés Roca escribe un artículo con “Consejos prácticos para blogs profesionales y de empresa” . De entre las líneas salta y me golpea una idea demoledora: “Con blogs o sin blogs, tener algo original que decir es un verdadero reto al alcance de muy pocos” 

Esta frase nos enfrenta a cada uno no sólo con nuestras limitaciones creativas, sino que te preguntas directamente por la razón de que tu blog exista: ¿sólo para hacerte eco, como enésimo eslabón de una cadena infinita, de cosas que otros han hecho o dicho?, ¿para agotar a cercanos y curiosos con vanalidades mil veces oidas?, ¿tiene valor mi blog sólo para quien lo escribe o también aporta algo a quienes “caen” por unos breves minutos en él?.

Espero que quienes me acompañáis entrando de vez en cuando en este blog encontréis algo, sino del todo completamente original y nuevo, sí suficientemente diferente, sugerente y propio como para seguir visitándolo.

Este mismo artículo hace referencia al libro “Manual de uso del blog en la empresa” de Alberto Ortíz de Zarate que está editado de una forma muy elegante por la propia INFONOMÍA. Se trata de una obra cuidada, clara y útil para aprendices como yo (he sacada de ahí algunas ideas y posibilidades nuevas) y que además, como pedía Ginés, incluye algunas cosas originales.

  manual.jpg

Gestionar organizaciones

Miércoles, Mayo 28th, 2008

 magretta.bmpmagretta.bmpmagretta.bmpmagretta.bmp

Hay infinidad de libros de gestión, de management, de administración… Si te das una vuelta por las librerías de los aeropuertos puedes verlos con los títulos y enfoques más insospechados. Me confieso comprador y lector de ese tipo de obras. En general me parecen útiles (o tal vez lo que resulte útil sea tener el interés de que te resulten útiles), si bien la mayor parte de ellos están escritos muy a la carrera, sin aportar nada nuevo… No pocas veces las hojas se llenan de clasificaciones gratuitas y sin mucho fundamento. No sé si por pereza, los autores abusan de citas y ejemplos que los ves repetidos una y otra vez sin descanso en uno y otro libro que se copian infinitamente a sí mismos. Cuando veo una de las citas de Einstein, Edison, El principito o Alicia en el País de las Maravillas copiados por enésima vez me pregunto: ¿no tendrá el autor la vergüenza si quiera de buscar una cita propia?… Si tus lecturas propias no te dan para tanto y no tienes material original y no de vigésimosegunda mano, no pongas ninguna cita, no son obligatorias,  pero no me pongas la misma que has visto ya en otra media docena de libros del mismo tema, digo yo… y menos aún si el objetivo declarado del libro es enseñarme a innovar…

Pero también los hay buenos, claro está. En mi listado de libros del 2007 incluí algunos.

Acabo de terminar uno titulado QUÉ ES EL MANAGEMENT (así, como afirmación, sin interrogaciones), de dos autoras norteamericanas, Joan Magretta y Nan Stone, en editorial Empresa Activa, Colección Gestión del Conocimiento.

Seguramente de este libro podrá decirse que no tiene ideas propias muy complejas y originales, no presenta un sistema propio de gestión, ni pretende descubrir ningún campo nuevo. Es posible (y casi añadiría que es de agradecer la modestia de sus pretensiones), pero lo que sí es cierto es que es una magnífica presentación de ideas importantes, actualizadas, bien ordenadas y explicadas, y enfocadas a la acción, el cambio y la mejora. Total, que me ha gustado. Resulta útil aunque solo sea para subrayar cosas importantes que, si te descuidas un poco, en el día a día vas dejando a un lado. Su lectura no es ninguna pérdida de tiempo. 

Pero hay una cosa que me ha llamado especialmente la atención de este libro: su interés por referirse de modo muy especial, en cada tema, a las especificidades -oportunidades y riesgos propios, ventajas y dificultades características - que tenemos las organizaciones sin ánimo de lucro, sociales o como queramos llamarlas.

Este libro defiende que los principios del management son de aplicación igualmente para entidades con ánimo de lucro y sin él. Ambos tipos de organizaciones tienen unos fines y deben dar resultados. En eso estoy completamente de acuerdo. Pero las autoras de este libro van más lejos: valoran que algunos principios de la gestión tienen aplicación más compleja en las entidades no lucrativas - si se quiere hacer un buen trabajo, claro está- y que esas dificultades van a ir cada vez más afectando a las entidades lucrativas, que cada vez más deben cuidar, velar y fomentar intangibles que no están en una cuenta de resultados a corto, pero que la afectarán a largo: el prestigio, la responsabilidad, el talento, las personas, los valores… Es decir, que las organizaciones no lucrativas tenemos muchísimo que aprender de la gestión de entidades lucrativas (eso ya lo sabíamos), pero que éstas tienen también mucho que aprender de las primeras (y eso es algo que está muy bien formulado y justificado en esta obra).

¿Ciencia-ficción o realidad?

Viernes, Abril 18th, 2008

 bahrein-twin-towers-1.jpg

La semana pasada se inauguró en Bahrein un sistema de turbinas eólicas integradas en las Torres Gemelas, lo cual constituye, según dicen, una novedad mundial.

bahrein-twin-towers-2.jpg  

La noticia da para muchos comentarios: algunos podrían tener enfoque medioambiental, yo casi me decantaría por alguna reflexión sobre la innovación y la internacionalización, sobre el mundo multicéntico que ya existe aunque los occidentales no queramos enterarnos… Pero tal vez si sigo por ese camino la entrada se me quede un tanto pretenciosa. Así que prefiero, sin más comentarios míos, compartir la noticia y estas fotos que casi no podemos saber si son escenarios de un remake de “Metropolis” o esa realidad extraña que es el mundo de hoy.

bahrain_wind_turbine-3.jpg 

A mí me han sorprendido las imágenes, espero que a vosotros os resulten igualmente interesantes: que hablen solas, yo callo (pero si os dicen algo al oido, por favor, compartidlo en “comentarios”).

bahrain_wind_turbine-4.jpg

Comentarios sobre el nuevo gobierno.

Lunes, Abril 14th, 2008

El nuevo gobierno español presenta algunas novedades interesantes: primera ministra de defensa de la historia de España (además se trata de una mujer joven, que no cree necesario por ser ministra ocultar que tiene una sonrisa bonita y agradable, que es y ejerce de catalana y que, para completar el novedoso y muy positivo cuadro, está embarazada) y el primer gobierno con más mujeres que hombres (hasta hace bien poco nos parecía algo sólo posible en los países nórdicos).

Pero voy a comentar aquí otros dos asuntos: el nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación, y la unión de medioambiente y agricultura en el nuevo Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino.

- Al principio entendí que Agricultura y Medio Ambiente se integraban, lo cual, a pesar de presentar ciertos inconvenientes teóricos, sumaba muchas sinergias prácticas teniendo en cuenta la realidad española, y no compartí de primeras la reacción negativa de importantes organizaciones ecologistas. Tras informarme mejor, intrepreto que Medio Ambiente (y muy especialmente agua) queda literalmente fagocitado por Agricultura. Todo ello, por lo que se ha sabido hasta el momento, con apariencia de desautorización a la ministra saliente, Cristina Narbona, en sus conflictos y pulsos con otros departamentos en materia de agua y de gestión del territorio, especialmente con la ministra Espinosa que, para mayor escarnio, asume ahora sus competencias y que hasta el momento no ha mostrado gran sensibilidad medioambiental en sus políticas y en sus declaraciones. Démosle a la ministra Espinosa, desde luego esos 100 días de gracia para que nos demuestre lo contrario, pero las pistas de salida no son buenas. Con 48 horas de retraso sobre Greenpeace, ADENA, Ecologistas en Acción y compañía, debo reconocer que comparto su impresión negativa. Y sirva esta entrada también para mostrar mi reconocimiento a la gestión de la ya ex-ministra Narbona, que, teniendo en cuenta las circunstancias, ha llevado los enfoques de sostenibilidad con considerable rigor y firmeza.

- Y la de cal: la creación de un nuevo Ministerio dedicado a Innovación. Algunos ven en ello la réplica a la promesa de Rajoy de crear un Ministerio de Nuevas Tecnologías, sin embargo me parece que son cosas muy distintas y espero que detrás del nombre distinto haya un enfoque también distinto. La idea del Ministerio de Nuevas Tecnologías me suena a vieja, acartonada y provinciana. ¿Os suena aquello de que no hay nada tan viejo como el periódico de ayer?. Pues algo parecido: no hay nada tan antiguo, tan falto de intención innovadora, como el enfoque de ”nuevas tecnologías”. Las nuevas tecnologías son sólo un instrumento -muy útil, por supuesto, absolutamente imprescindible-, pero el fin debe ser otro: es la innovación y es la competitividad, y éstas a su vez para el aumento de las capacidades de las personas y la ampliación de sus ámbitos de libertad, y para la mejora de la calidad de vida y su sostenibilidad para todos en todas partes. Pero cuando uno no sabe cómo afrontar, cómo incarle el diente, a estos complejos asuntos, puede recurrir al consumo de tecnología, que finalmente se compra con dinero: no son necesarias ni ideas, ni visión, ni gradeza alguna. Si no sabemos cómo innovar en educación, por ejemplo, metamos ordenadores en las escuelas, lo cual, al mismo tiempo, nos da un indicador de supuesta innovación pero en el fondo inane para los fines realmente importantes antes indicados: ratio ordenador/niño. En fin, espero que el nuevo y acertado nombre del ministerio indique también una dirección realmente innovadora. No conozco personalmente la nueva titular del ministerio, Cristina Garmendia (sólo un breve saludo de cruce de pasillos la semana pasada en la reunión de Innobasque), pero las referencias son muy buenas, así que confiemos en que esté a la altura. (Por cierto, había sido nombrada justo la semana pasada la líder del nuevo grupo de trabajo de Innobasque sobre internacionalización del que soy miembro. Lógicamente renunciará y pondrán a otra persona: he perdido una oportunidad de conocerla, ¡qué pena!, pero espero que haya otras).

38 tacos: ¡qué responsabilidad!

Viernes, Marzo 28th, 2008

Ruper Ormaza me pasa un monográfico que la Revista DEUSTSCHLAND (www.magazine-deutschland.de) dedicó en el 2004 a la Innovación. Se celebraba por entonces el año de la innovación en Alemania (este 2008 es el año de la Innovación en Euskadi). Como Ruper es el Presidente de UNESCO Etxea y es sabida norma de elemental prudencia laboral leer siempre y raudo lo que el jefe te pasa, me lo leo. 

Hay en la revista cosas muy interesantes que acaso en otro momento podamos comentar…. pero lo que más me ha llamado la atención es el artículo de Desmond Morris (¿os acordáis de su hace unos años muy popular ensayo ”El Mono Desnudo”? Nunca supe de su consideración entre sus colegas científicos, pero debo decir que el libro me resultó en su día muy ameno e instructivo).

Bueno, al grano, el caso es que Morris escribe un artículo en que se pregunta “¿a qué edad alcanza el impulso innovador su cenit?”. Nos explica la relación entre la juventud y la innovación, entre la madurez y la capacidad de influir, y después de repasar los grandes aportes universales concluye que la “la mayoría de las innovaciones se registra en el grupo etario de 35 a 40 años, con un pico a la edad de 38 años”. 

Miro el calendario y asegura que hace 9 meses cumplí los 37: se supone que estoy a las puertas del momento “cennit” para aportar innovación… ¡menuda responsabilidad!, ¿qué hago?, ¿por dónde empiezo?, ¿cómo aprovechar este año que no puedo malgastar?… en fin, mejor me tranquilo y me voy a comer, que ya es hora.   

Tranquilos los “no-treintayocheros”, que hay consuelo para todos. Para los menores o mayores de esta edad Morris encuentra salida: “Existen algunas excepciones a esa regla: las innovaciones matemáticas tienden a darse a una edad más temprana y las políticas, a una edad mayor”.

Bueno, Ruper, ya sabes, tenemos los papeles de la institución bien asignados: yo a la dirección “innovadora” y tú a la presidencia ”política”. Desmond Morris bendice nuestro ”equilibrio etario”.

Tenéis el artículo íntegro en:

www.magazine-deutschland.de/issue/Evolution_4-04_SPA_S.php

Innovar la organización

Jueves, Marzo 27th, 2008

En materia de innovación tenemos que formalizar y estructurar las ideas, tenemos que sistematizar las experiencias, tenemos que diseñar los programas que faciliten, que ordenen, que provoquen, que fomenten la innovación, tenemos que adoptar proyectos de innovación  e incluso hacernos con una “cartera” de ellos , tenemos que estructurar los espacios, las capacidades, los medios, los plazos, tenemos que medir si nuestra institución es innovadora… sí, sí, bien, vale, entendido…

…pero sin olvidar que no podemos encajonar o procedimentar la creatividad, la chispa, la idea, las ganas, la valentía (incluso la osadía) y la iniciativa sin herirlas y devaluarlas hasta hacerlas inoperativas: deben saltar en nuestra organización cuando y como ellas quieran, son libres y no funcionan ni por decreto o ni por patrones estandarizados, no leen ni el BOE ni los newsletters de comunicación interna, ni atienden a modelos, no se atienen a plazos, hojas de rutas o mapas de procesos. Debemos escucharlas, acogerlas, fomentarlas, valorarlas, premiarlas y desarrollallarlas en cada caso como pidan, ad hoc, como cada hijo, que es especial y hay que tratarle, educarle, motivarle, guiarle y hacerle crecer de forma distinta… 

Sin olvidar, en definitiva, que más importante que los programas de innovación es la innovación de los programas y que más importante que organizar la innovación es innovar la organización.

Lo cual es más viejo que la pana: que hay que distinguir los medios de los fines y entender los primeros al servicio de los segundos. Parafraseando a los escolásticos medievales: los instrumentos de gestión y los procedimientos son los sirvientes de la innovación, y sirven -son útiles- sólo en tanto sirven -se ponen al servicio de-, y no pueden dárselas de regidores, organizadores, estructuradores y menos adoptar aires de fundadores.

qué es innovar para una organización como UNESCO Etxea

Lunes, Marzo 17th, 2008

Estamos ahora, como tanto otros, intentando innovar (en) nuestro trabajo y al tiempo indagando en qué es eso de innovar aplicado a un sector social y no lucrativo como el nuestro.

En el País Vasco, como sociedad hemos llegado a compartir la idea de que innovar es mucho más que tecnología e información: sabemos que los retos están también -quién sabe si “sobre todo”- en la innovación social y en la innovación política, pero nos cuesta darle forma y poner a caminar esas ideas que percibimos como necesarias. En UNESCO Etxea pocuramos experimentar con éxito la innovación y al tiempo sistematizar esa experiencia y compartirla.

La reciente creación de la Agencia Vasca de la Innovación, INNOBASQUE, con el liderazgo de Pedro Luis Uriarte (el PLUS), nos obliga/invita/incita a todos a darle más y mejores vueltas a estas cuestiones. A la vuelta de Semana Santa tenemos la primera reunión del Comité Directivo de Internacionaización de INNOBASQUE, al que tengo el honor de pertenecer y en el que espero aprender y compartir un montón de cosas.

Estoy leyendo “Innovar con éxito”, de José María Sainz de Vicuña, que me ayuda a ordenar ideas y conceptos, y me encuentro en su pág. 65 un interesante gráfico sobre los distintos tipos de innovación. El cuadro es así:  

inno20081.bmp 

Este cuadro y el capítulo al que pertenece ”¿de qué estamos hablando cuando hablamos de innovación?”, me hace preguntarme qué tipo de innovación hacemos/queremos hacer en UNESCO Etxea. 

inno20082.bmp

Queremos innovar en la forma de reconocernos e identificarnos como Organización de la sociedad civil, como ONG, local e internacional, actora y reflexiva, y repensar lo que todo eso supuesta y realmente significa. Queremos innovar respondiendo a la pregunta de qué somos.

Queremos innovar repensando, siempre con la mirada puesta en el futuro, qué servicio prestamos y queremos prestar a nuestra sociedad. Queremos innovar respondiendo a la pregunta de cuál es nuestra MISIÓN.

Queremos innovar en las formas en que nos organizamos y relacionamos hacia dentro y hacia fuera para desarrollar y ejecutar nuestra MISIÓN.

Queremos innovar pensando cómo nos situamos en el mundo y nos relacionamos con otros, en redes, en equipos, en iniciativas, cómo aprendemos y cómo aportamos y como nos enriquecemos con ello y cómo lo devolvemos de nuevo a la sociedad.

Queremos innovar también en cómo somos capaces de comunicar lo que somos y lo que ofrecemos y los que hacemos y lo que queremos y lo que pensamos.

Muy ambicioso plan, pero si tuviera que responder a la pregunta “¿de qué hablamos cuando decimos INNOVACIÓN en UNESCO Etxea?” creo que necesariamente tendría que tocar estos cinco palos: identidad, servicio, gestión, relación y comunicación.

Pues eso, que tenemos todavía mucho por aprender mientras hacemos, mientras avanzamos… y mientras innovamos.