Archive for the 'Paz / Pakea' Category

La urgencia del multilateralismo democrático

Martes, Marzo 20th, 2012
No te pierdas el artículo de nuestro admirado amigo y maestro, don Federico Mayor Zaragoza, publicado este sábado en El País y titulado La urgencia del multilateralismo democrático.

Un libro que quema el alma

Jueves, Marzo 5th, 2009

La Noche de Elie Wiesel es un libro que quema el alma.

Elie Wiesel, que luego fuera Premio Nobel de la Paz, tenía 14 años cuando entre el miedo y la incertidumbre fue llevado con sus padres y su hermana pequeña desde el gheto judio de su pueblo (Sieghet, Rumania) hasta Auschwitz. Allí vió por última vez, en la separación por sexos según bajaban del tren, a su madre y su pequeña hermana: su madre acariciando, para tranquilizarla y consolarla, los rubios cabellos de la niña, compone la última imagen que de ellas tuvo. Lo horrores de este campo, y posteriormente de Buchenwald, son inenarrables, pero este libro los revive con una sencillez que duele más que cualquier elaboración intelectual o literaria .

Este libro quema el alma. Los trabajos, la crueldad infinita, el dolor, la enfermad, el trabajo hasta la extenuación, el hambre, la sed y la degradación humana se suceden. Siempre de la mano de su padre que le sostiene y anima hasta que, pocas semanas antes de la liberación debe dejarle morir poco a poco preguntándose en torturantes noches si darle de su pan para que alargue su agonía o, por el contrario, comerse el pan que a los dos correspondía para alcanzar él mismo alguna posibilidad de sobrevivir hasta la liberación, como seguramente su padre habría querido para su único hijo vivo: había visto a un muchacho matar a su padre por un mendrugo de pan y a otro abandonar al suyo en una marcha, sin mirar atrás, para no quedar ambos rezagadois y recibir el tiro de gracia, y se había prometido que él nunca abandonaría a su padre. Una mañana, cuando despertó, el catre de su padre estaba ocupado por otro enfermo: de la chimenea salía, como todos los días, el humo y las cenizas de los que no servían para trabajar. No supo si se lo habían llevado aún con vida.

Quema el alma la primera imagen que ve al llegar al campo: la pira consumiendo a niños y bebés a caminonadas. Allí el joven estudiante de la Torá y la Cábala pierde la fe en un instante al ver cómo Dios les abandona:

Jamás olvidaré esa noche, esa primera noche en el campo de concentración que hizo de mi vida una sola larga noche bajo siete vueltas de llave.
Jamás olvidaré esa humareda.
Jamás olvidaré las caritas de los chicos que ví convertirse en volutas bajo un mundo azur.
Jamás olvidaré esas llamas que consumieron para siempre mi fe. Jamás olvidaré ese silencio nocturno que me quitó para siempre las ganas de vivir.
Jamás olvidaré esos instantes que asesinaron a mi Dios y mi alma, y mis sueños, que adquirieron el rostro del desierto. Jamás lo olvidaré, aunque me condenaran a vivir tanto como Dios. Jamás.

Jamás deberemos olvidar lo que este libro, que quema el alma, cuenta. 

—————–

65 años después de sucedidos los hechos, un Papa, alemán para mayor venguenza de la iglesia alemana y de los católicos alemanes, rehabilita al pseudoobispo Williamson (diga lo que diga el Derecho Canónico para un católico bien nacido y bien crecido ese señor sólo puede un pseudoobispo) que con alegre indiferencia niega a la ligera el holocausto. Como católico, me uno a Hans Küng, que 40 años después de haber sido desautorizado a enseñar teología por cuestionar la infalidad del Papa, pide ahora la dimisión de su ex-compañero por esta cruel e injusta rehabilitación. 

Ya nos advirtió de lo inadmisible de esta rehabilitación Stephane Hessel, con el peso del holocausto y de la historia en su memoria y aún en la retina de esos ojos vivos y brillantes que le caracterizan, cuando en enero vino a Bilbao. Sólo ahora me doy cuenta del peso de sus duras palabras.

——————–

La Noche de Elie Wiesel es un libro que quema el alma. Lo he leido esta madrugada de una tirada.

¿Tendría sentido terminar sugiriendo que estas 120 páginas fueran de lectura obligada, ahora más que nunca, en los centros escolares de toda Europa?

Salimos en la Revista de la ANUE

Lunes, Febrero 16th, 2009

Acaba de llegar el Número 37 (enero 2009) de la Revista de la ANUE, nuestro buenos amigos de la Asocación para las Naciones Unidas de España.

nueva-imagen-18.bmp

Es una buena revista que tiene muy buenos artículos sobre Derechos Humanos, Objetivos de Desarrollo del Milenio, economía, etc. Pero lo traigo aquí porque han tenido el detalle de citarnos en el reportaje que publican sobre la 61 Conferencia General del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas: efectivamente allí compartimos una Mesa Redonda sobre el Derecho Humano a la Paz. Incluso nos ha sacado en la foto junto a los ponentes de la Fundación Cultura de Paz, la AEDIDH y, por supuesto, la propia ANUE.

nueva-imagen-20.bmp

Además salimos, página contra página, frente a nuestro admirado Stéphane Hessel, así que salimos doblemente bien acompañados.   

nueva-imagen-19.bmp

Stéphane Hessel Premio por la Paz

Martes, Febrero 10th, 2009

Stéphane Hessel ha sido este año el ganador del XXIX Premio por la Paz que convocan nuestros buenos amigos de ANUE.

anue2.jpg

Ha sido una enorme casualidad, llena de significado, que ambas intituciones hayamos coincidio, cada uno por su propio camino, en aprovechar el 60 aniversario para reconocer la labor de Hessel y premiar su trayectoria: se ve que compartimos muchos valores y enfoques.

anue1.jpg

Felcidades a Hessel por el premio y felicidades a ANUE por la trayectoria impresionante del Premio, por el acierto de su premiado de este año (que se suma a mcuhos aciertos anteriores) y por el éxito del evento del auditorio Can Roig i Torres de Santa Coloma de Gramenet.

El sábado manifestación de Gesto por la Paz en Bilbao

Jueves, Enero 29th, 2009

nueva-imagen-13.bmp

Ver la explicación y la justificación (que yo comparto) de la convocatoria y del lema aquí.

Recepción a Hessel en el Ayuntamiento

Martes, Enero 27th, 2009

Ayer Stéphene Hessel fue recibido en el Ayuntamiento por el Alcalde de Bilbao y la corporación municipal en pleno. Además allí se reunió un número importante de invitados de la sociedad entre los que puede ver a amigos como Felipe Gómez, del Instituto Pedro Arrupe;  Paul Rios, de Lokarri (además de colaborador de este blog); Josu Ugarte, de Bakeaz; Celina Pereda de Harresiak Apurtuz y Médicos del Mundo… Os agradezco mucho que os animárais a asistir, porque el acto fue importante en la medida en que pudimos compartir con vosotros el lujo de conocer a Hessel, su trayectoria y sus palabras.

De la Junta de UNESCO Etxea vinieron Itziar Idiazabal, Ramón Salbidegoitia, Ñanga Gomendiourrutia y Nieves Fernández. Del equipo asisitieron Rubén, Cristina, Ruth, Natalia, Maider, Txabi…  En fin, que nos juntamos unos cuantos.La ocasión lo merecía.

Hoy el Deia y El Correo se hacen eco del acto. Además la edición vizcaina del ADN lo ha incluido en portada con foto en color y ampliado en páginas interiores. También 20 Minutos ha sacado una notita.

Podéis ver toda la información más desarrollada en nuestra web-nodriza.

hessel-ayto.jpg

Foto de Mireya López en El Correo.

La paz como cultura y la paz como derecho en la Constitución

Viernes, Enero 23rd, 2009

El delegado de UNESCO Etxea ante las Naciones Unidas en Ginebra, David, nos pasa una interesante referencia: 

El domingo Bolivia vota en referendum una nueva Constitución en la que incluyen, en relación al Derecho Humano a la Paz, innovaciones realmente pioneras en el derecho constitucional comparado. 

Su artículo 10 I. afirma que “Bolivia es un Estado pacifista, que promueve la cultura de la paz y el derecho a la paz, así como la cooperación entre los pueblos de la región y del mundo, a fin de contribuir al conocimiento mutuo, al desarrollo equitativo y a la promoción de la interculturalidad, con pleno respeto a la soberanía de los estados.”

Por primera vez vemos que una Constitución recoge las dos claves más poderosas e innovadoras de la paz: la paz como cultura y la paz como derecho.

Pero también se recogen deberes. En el artículo 109, se dice: ”Son deberes de las bolivianas y los bolivianos: 4. Defender, promover y contribuir al derecho a la paz y fomentar la cultura de paz.”

Nuestro reconocimiento a los autores de esta constitución por estos artículos: marcar un hito que será recogido en el futuro en los libros de derecho y de política y abre un brecha que será transitada por otros que vendrán detrás.

Gracias, David, por la referencia.

Gervasio, Sofia y Alia.

Miércoles, Enero 14th, 2009

Txabi, nuestro flamante nuevo fichaje (coordinador de proyectos desde primeros de enero), me pasa una referencia que merece lectura.

El fotógrafo Gervasio Sánchez recibió el lunes el Premio Ortega y Gasset de periodismo 2009 por su trabajo Vidas Minadas. Presenciaba el acto un ilustre auditorio en que no faltaban la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, varias ministras (Magdalena Álvarez, Mercedes Cabrera, Cristina Garmendía, César Antonio Molina), la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Madrid, Ruiz Gallardón. Mucho peso pesado político. Ante tan destacado público Gervasio leyó el siguiente discurso, que por su interés cito íntegro (y os ruego que íntegro leáis): 

Estimados miembros del jurado, señoras y señores:

Es para mí un gran honor recibir el Premio Ortega y Gasset de Fotografía convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.

Es un gran honor porque varios de mis mejores amigos a los que respeto profesionalmente pertenecen a la plantilla de este diario. Queridos Ramón Lobo, Guillermo Altares, Miguel Ángel Villena, Jorge Marirrodriga, Francesc Relea, Miguel Gener, Alberto Ferreras, Gorka Lejarcegui, incluso tú querido Alfonso Armada, a los que he nombrado y a los que tengo en mi mente, a todos vosotros que me apoyasteis en los momentos más duros os dedico este premio de todo corazón.

Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar. No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos Unidas y Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años y permitir que el proyecto Vidas Minadas al que pertenece la fotografía premiada tenga vida propia y un largo recorrido que puede durar décadas.

Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años. Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad.

Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad. Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película Cuentos de la luna pálida de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de la minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabriquemos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos. Pero como Martin Luther King me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias.

Le felicito desde aquí por su valentía, su claridad, su trabajo, su corazón… y por sus hijos.

Y por supuesto me sumo a su llamado, a su denuncia y presto este blog para aumentar el eco de su discurso.

Gracias, Gervasio. 

Aquí tenéis la foto premiada. Retrata a Sofía, de Mozambique, una mina le destrozó las dos piernas siendo niña, y a su hija Alia.

gervasio.jpg

Y aquí unas citas de una entrevista que no valen menos que la propia foto (o al menos la enriquecen y llenan de significado):

“La foto simboliza el dolor de las víctimas, la belleza de la vida y la lucha por la supervivencia y la dignidad de esas mismas víctimas”

“Las cifras no cuentan nada, emborrachan las conciencias y provocan la indiferencia. El horror verdadero es cuando te topas con el nombre de las víctimas”

“Dentro de 25 años, seguiré buscando a Sofía y a Alia, a sus hijos y a sus nietos. Son la verdadera historia de la guerra”

Del siglo IV al XXI, de Tiro a Gaza, de lo bello, bueno y justo a lo horroroso, malo e injusto… para acabar en Ginebra

Miércoles, Enero 14th, 2009

“A ojos de un dios, todo es bello, bueno y justo” dijo al parecer el neoplatónico Porfirio (aunque no lo he encontrado refrendado en Google y eso me hace sospechar de la solvencia de la aparentemente sólida fuente: Kolakowski).

Se dice que Porfirio era de Siria o de Tiro y, en todo caso, su Dios era el nacido en Belén, así que a ambos no les hacía falta sino subirse a un taburete, estirar el cuello y elevar un poco la cabeza para atisbar al fondo el humo (y si es de noche las luces) de la guerra, la violencia y el fuego en Gaza.

Son ya casi 1.000 los muertos. En su mayoría civiles y con abundancia de niños (lo siento, pero eso de decir “mujeres y niños” me parece un poco machista). Me parece imposible ver en las imágenes que nos llegan de Gaza otra cosa que lo horroroso, lo malo y lo injusto y creo que eso no hay dios (ni el de Porfirio) que pueda verlo de otra forma ni considerarlo, como al parecer era la intención del texto profiriano, dentro de ningún plan general deseable y bueno.

David Fernández Puyana, representante en Ginebra de UNESCO Etxea y de la AEDIDH, leyó ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en plenario (y ante los embajadores israelí y palestino) el lunes la declaración de la Federación Española de Asociaciones de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos de España, de la que ambas asociaciones somos miembros, que denuncia la situación en Gaza y la grave violación de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario que allí sufre la población civil. Ésta ha sido nuestra pequeña contribución, en la que debería ser la casa muncial de los Derechos Humanos, al clamor internacional para que cese la violencia y se respeten todos los derechos de todas la personas.